Sin excepción alguna, la competitividad y la continuidad de las Organizaciones en el tiempo tienen sus pilares y fundamentos en la toma de decisiones, hito que sin duda sabemos que puede marcar la diferencia entre el camino que recorrerá una entidad exitosa y otra que no alcanzará sus objetivos.  

Para llevar a cabo esta difícil misión y no fracasar en el intento, es de vital importancia contar con una herramienta de Inteligencia de Negocios (BI), que permita analizar su información y que ayude a tomar decisiones de manera oportuna y precisa.  

La información que entrega “BI” puede tener distintos matices en las decisiones dentro de una organización.

A Nivel operativo: BI puede ser utilizado para la toma de decisiones cotidianas de las áreas operativas, que van en función de las transacciones que se llevan a cabo de manera diaria.

A Nivel táctico: BI aporta información para los mandos medios (Jefaturas) para el análisis y toma de decisiones mensuales, que son de utilidad para revisiones de seguimiento y la toma de acciones.

A Nivel estratégico: BI aporta información que es utilizada por la alta dirección, para la toma de decisiones que son de alto impacto organizacional, ya que con esta fijan estrategias, el curso y la ruta de navegación para el futuro.

Es importante tener presente que, en la actualidad, la tecnología BI actúa como un factor clave y estratégico para muchas organizaciones a nivel mundial, ya que ésta provee a los tomadores de decisiones de información oportuna y confiable para reaccionar y responder a las contingencias que puedan presentarse en las organizaciones.

Cabe mencionar que estas herramientas son de gran utilidad para las distintas áreas de la organización como, por ejemplo:

Mercadotecnia: En esta área el BI puede ser aprovechado para la segmentación de mercados, el análisis de tendencias y de clientes.

Ventas y Facturación: Análisis de clientes y su rentabilidad, análisis por producto, por segmento, proyecciones y pronósticos de ventas.

Finanzas y Presupuestos: Reportes detallados de gastos, costos e ingresos, así como para razones financieras y análisis financiero de la empresa.

Logística y Existencias: Seguimiento de embarques, monitoreo de Órdenes de Compras, control de rotación de Inventarios, consumos, mermas, etc.

Recursos Humanos: Análisis de Dotación, Costos del Personal, Aportes Sociales, Clima Laboral, Desarrollo Organizacional, etc.

Producción: Reporte de productividad de líneas de producción, Consumo de materias Primas, rotación de inventarios, etc.

Por lo tanto, si está en búsqueda, de  una forma para transformar información en cuadros de mando “Dashboards” y/o reportes específicos que se puedan crear a partir de los datos que se obtienen del ERP u otros repositorios que la organización requiera para su  gestión, la solución de BI que ofrece ASBI Solutions puede ser la mejor opción.

Para más información ingrasar a www.asbisolutions.com